Blog de Directo a Japón

El Japón de los 80 y 90

Un vistazo a la cultura que nos enamoró

11 de Agosto de 2018

     Actualmente Japón está de moda, siendo el destino de viaje preferido de millones de personas. Poca gente conocerás a la que si le preguntas sobre Japón no sepa al menos nombrarte algo característico del país, aunque sea el mil veces mencionado sushi.

¿Pero sabes cómo era Japón antes de este "boom" que está experimentando?. Para ayudarte a conocerlo, vamos a hacer un viaje al pasado, concretamente a las décadas de los 80 y 90, ya que es la época en la que la mayoría de los primeros "japoadictos" empezaron a ser conscientes de su pasión por Japón. Y para ello trataremos de dar a conocer algunos datos curiosos sobre distintos aspectos de la vida nipona y la influencia que ejerció en el resto del mundo por esos años.

- POBLACIÓN:

A principios de los 80 la población de Japón ascendía a poco más de 117.000.000 de personas, pasando a ser de algo más de 123.600.000, y llegando a casi 126.700.000 con datos de 2017. Un crecimiento de alrededor de 10 millones de personas en 37 años.

La población de personas mayores de 65 años pasó de un 9% a principios de los 80, a un 12% en 1990, y de ahí a casi un 28% en 2017. Un dato bastante revelador del problema generacional que está experimentando el país.

 

Pirámide poblacional 1980

Pirámide poblacional 1990

Pirámide poblacional 2015

(Fuente: Wikipedia)

 

- POLÍTICA:

En la década de los 80 aún reinaba como emperador de Japón Hirohito, quien ostentó dicho título desde 1926 hasta el año de su muerte en 1989. Tras el fallecimiento, pasó a ser denominado Emperador Showa, y pasando el testigo a su hijo, el emperador Akihito, el cual abdicó en su hijo Naruhito el 30 de abril de 2019, dando inicio a la nueva era Reiwa.

 

Hirohito

Akihito

Naruhito

 

- ANIME/MANGA:

Los 80 se convirtieron en los años del despegue y asentamiento definitivo del anime y el manga en el territorio japonés, con tímidas incursiones en los países del extranjero. Pero varias fueron las series que se encargarían de hacer que el panorama cambiara completamente y, por qué no decirlo, meternos a muchos el gusanillo por Japón a mediados de los 80. Es inevitable hablar de series como Dr. Slump (1980), Campeones-Oliver y Benji (Captain Tsubasa/1981), Dragon Ball (1984), Caballeros del zodiaco (Saint Seiya/1985) o Ranma 1/2 (1987), las cuales fueron nuestras mejores compañeras en las tardes de nuestra infancia durante la merienda, o incluso a primerísima hora de la mañana, cuando éramos los primeros en despertarnos para no perdernos un capítulo de nuestra serie favorita.

 

 

Algunas de estas series llegaron al gran público en España con la aparición de las cadenas privadas como Telecinco o Antena3 a principios de los 90, aunque algunas cadenas autonómicas como TV3 o Canal Nou pudieron emitirlas unos años antes.

 

 

No podemos olvidarnos tampoco de un clásico como la película Akira (manga: 1982-1990 / anime: 1988), que marcó un antes y un después en la animación japonesa. Muchos de nosotros seguro que recordamos perfectamente el momento en que la vimos por primera vez.

 

 

Tampoco nos perdonaríamos no mencionar el nacimiento de los famosísimos, espectaculares, increíbles, y todos los adjetivos maravillosos que se nos puedan ocurrir, Studio Ghibli. Fundado en 1985 por los genios Hayao Miyazaki e Isao Takahata (D.E.P.), nos ha regalado auténticas joyas de la animación tales como Mi vecino Totoro (1988), La tumba de las luciérnagas (1988), Porco Rosso (1992) o La princesa Mononoke (1997). Si te apetece, puedes echarle un vistazo al vídeo que grabamos en nuestra última visita al Museo Ghibli.

 

 

Pero los años 90 tampoco se quedaron atrás en cuanto a series míticas que perdurarán por siempre en nuestra memoria. Tales son los casos de Sailor Moon (1992), Neon Genesis Evangelion (1995), Detective Conan (1996), Pokemon (1997) o Digimon (1999). 

 

 

Todas estas series fueron las culpables de que hoy en día exista una gran generación de amantes de Japón repartida por todo el mundo, y nos incluimos en ella.

- VIDEOJUEGOS:

Y llegamos al otro gran culpable de nuestra japoadicción, los videojuegos japoneses. En la década de los 80 había cierto personaje que entró pisando fuerte en el mundo de los videojuegos, y no es otro que Pacman (1980), el famosísimo juego de la compañía Namco que enganchó a millones de jugadores por todo el mundo. Un año más tarde, en 1981, apareció Donkey Kong, todo un icono de los videojuegos lanzado por Nintendo, y que además contó con la primera aparición de un personaje llamado Mario que posiblemente te suene de algo.

 

 

En 1983 ese tal Mario hacía su aparición en las máquinas arcade de Japón con el título de Mario Bros, aunque su verdadero salto a la fama fue en 1985 con su adaptación a la consola Famicon de Nintendo y el nombre de Super Mario Bros. Dicha consola pasaría a llamarse NES en su lanzamiento internacional, acompañado de un cambio de imagen en cuanto a su apariencia.

 

 

La Master System, nombre con el que era conocida fuera de Japón la Sega Mark III, llegó a nuestras vidas allá por 1986, trayendo consigo juegazos como Alex Kidd in Miracle World (1986), Wonder Boy (1986) o Double Dragon (1987). Aunque casis eguro que la mayoría de nuestros lectores disfrutaron de su segunda versión, la Master System II, más compacta y ligera, lanzada en 1990.

Su hermana mayor, la Sega Mega Drive, surgió en Japón en 1988, llegando a Europa en 1990. Con la ampliación de los 8 bits a los 16 nos llegaron joyas como Sonic the Hedgehog (1991), el primer rival serio para Mario, Street Fighter II (1991), o The Story of Thor (1994). Sin duda fue una de nuestras consolas favoritas en la época, y fue más que un digno rival para la todopoderosa Super Nintendo, lanzada en Japón como Super Famicom en 1990 y adaptada al mercado internacional en 1992.

 

 

Continuando con el final de los 80 y principios de los 90 llegaron a nuestras manos las primeras portátiles, como el caso de la Game Boy (1989-1990) de Nintendo, una maravilla que, a pesar de su falta de colores, tuvo un enorme éxito en todo el mundo, sobre todo a raiz del lanzamiento de Tetris. Un año más tarde, en 1991, nos llegó la Game Gear, la respuesta en color de Sega a la portátil de Nintendo.

 

 

Avanzados ya los 90 comenzaron a llegar las consolas de nueva generación, como la Sega Saturn (1994), la Playstation de Sony (1995) o la Dreamcast (1999), la cual cerraba dos décadas de auténtico esplendor en el mundo de los videojuegos.

 

 

- TURISMO:

Y llegamos al punto donde tal vez se observe con mayor claridad la pasión que Japón despierta en el resto del mundo, el turismo. Para que puedan hacerse una idea, en 1980 el número de visitantes extranjeros que fueron a Japón ascendía a poco más de 1.300.000 personas, llegando a 3.235.000 en 1990. ¿Y cuántos turistas crees que visitan Japón en la actualidad?. Pues según datos de la JNTO (Japan National Tourism Organization) en 2017 se alcanzó la mareante cifra de 28.691.073 personas, casi 9 veces más que en 1990. Y por si eso te parece poco, los datos que existen desde enero a junio de 2018 indican que ya van por casi 15.900.000 turistas, casi nada.

Puedes consultar los datos actualizados sobre turismo en Japón en este enlace.

 

 

- ESTILISMO:

No podíamos terminar este artículo sin echar la vista atrás y recordar algunos de los estilismos más sorprendentes que ayudaron a extender la fama de las subculturas en ciudades como Tokio. ¿Quién no recuerda aquellas chicas con un color bastante antinatural de piel, vestidas con pinta de chicas malas de instituto con calentadores, unos peinados un tanto extraños y lentillas azules?. Eran las "Gals", una de las subculturas japonesas que en los ´90 más nos sorprendían a los que las veíamos por la tele desde nuestras casas. Algunas chicas lo llevaban al extremo y sus caras parecían totalmente negras, resaltando la zona de los ojos con colores chillones y rematándolo con unos peinados imposibles.

 

 

Otro estilo que tuvo su auge en los ´90 fue el estilo "Lolita", caracterizado por evstir con ropas de estilo victoriano, zapatos como si fueran de muñecas, grandes lazos o sombreritos sobre sus curiosos peinados, y una serie de complementos a juego, que iban desde una especie de pequeña sombrilla a bolsos de todos los tamaños. En esta época era bastante habitual encontrar a las chicas que seguían este estilo en la zona de Harajuku, pero ante el "acoso" del turismo y los fotógrafos decidieron retirarse de la zona. Igualmente, hoy en día es posible cruzarse con alguna si paseas por calles como Takeshita dori.

 

 

Y hablando de Lolitas, imagino que te sonará también el concepto de Gothic Lolita. Es una subcultura derivada de las Lolitas que se caracterizan por vestir ropas más oscuras y llevar accesorios de un estilo más tétrico como muerciélagos o calaveras.

 

 

Y como no, no podemos dejar atrás a los Rockabilly´s, ese grupo de "macarras" que cada domingo frente al parque Yoyogi nos siguen deleitando con sus bailes al más puro estilo americano de los 60. Y ahí siguen, resistiendo el paso de los años y de las modas.

 

 

Y ya para acabar, les dejamos un curioso vídeo que encontramos rebuscando por YouTube y que muestra distintos aspectos de la vida en Japón en los años 80.

 

 

Esperamos que les haya gustado este pequeño repaso a una época diferente en Japón. Nos habría encantado visitar el país en aquellos años y haberlo conocido cuando hacer turismo en Japón era una aventura que muy pocos se atrevían a llevar a cabo. Hoy en día con la cantidad de información que existe en internet es mucho más fácil descubrir Japón, pero como siempre decimos, no temas aventurarte a descubrir parte del misterio de Japón por tu cuenta. Nunca sabes lo que podrás encontrar.

¿Qué te ha parecido el artículo? Si conociste el Japón de aquellos años o quieres compartir alguna anécdota con nosotros, no dudes en escribir tu comentario. ¡Estaremos encantados de leerte!

Comentarios

 Quiero suscribirme y recibir novedades de Directo a Japón