Blog de Directo a Japón

Comprar una bicicleta en Japón como turista

Una manera diferente de recorrer Japón

04 de Abril de 2020

Artículo escrito por: Alfonso Martínez (GAIKAN Japan Limited Podcast)     

 

     Esto puede parecer un poco una idea de bombero, o un pensamiento muy digno ‘del que asó la manteca’... pero voy a reflexionar con vosotros en esta colaboración con Directo a Japón y tratar de demostrar que es posible. Y que incluso nos puede salir muy rentable esta pequeña inversión.

 

Soy Alfonso Martínez ‘Ryo’ de GAIKAN Japan Limited Podcast y he visitado muchas veces el país del sol naciente. En este artículo trataré de volcar un poco mi conocimiento sobre las bicicletas en territorio nipón.

 

En principio nunca se me había ocurrido comprar este conocido vehículo de dos ruedas cuando visito Japón. Es cierto que normalmente voy cada año y suelo pasar aproximadamente un mes en tierras niponas. Como tal vez os habrá sucedido a vosotros si ya habéis viajado a este país asiático, había alquilado bicicletas en diferentes ciudades para turistear un poco. Pero nunca se me había pasado por la cabeza adquirir una.

Realmente comprar una bicicleta normal y corriente sin muchos alardes, de las comunes en Japón, no es caro si buscamos un poco. Además de ser la más económica, la más normal y la que se suele ver con cierta asiduidad es la que se conoce allí como una mamachari convencional. Esas bicicletas nuevas pueden costar aproximadamente de 10.000 a 13.000 yenes. Y de segunda mano, los precios suelen rondar entre los 6.000 y 8.000 yenes.

Así que si habéis alquilado este estupendo vehículo de dos ruedas, que además es muy recomendable para explorar varias ciudades japonesas, podéis hacer cuentas y dependiendo de cuántos días vayáis a pasar en una ciudad concreta os puede convenir más comprarla que alquilarla. ¿Veis como no era algo tan descabellado como podría parecer en un principio?

 

Es cierto que, en cuanto a alquiler, no estoy tan al día de los precios y hablo tirando de memoria, pero diría que rentar una bicicleta un día completo en ciudades tan conocidas como Kioto o Tokio puede rondar de 1.000 a 1.500 yenes aproximadamente. Si tenemos en cuenta que hemos de devolverla a una hora determinada, a poco que vayamos a pasar una semana o incluso algo más en una zona concreta nos puede salir más a cuenta comprar directamente la bicicleta, en lugar de tirar por las opciones de alquiler.

 

♦ TURISTA CON BICICLETA, OTRO NIVEL XD

 

Además, tener tu propia bicicleta en propiedad (aunque vaya a ser temporalmente) no es lo mismo que alquilarla. Puedes usarla por la noche, y además no tienes que preocuparte de devolverla y estar mirando el reloj casi constantemente. Hay que señalar también que la tienes a tu disposición siempre en la puerta de tu alojamiento: sales y ya estás montado en ella y circulando. No tienes que desplazarte para ir a buscarla y hacer una serie de trámites como cuando la alquilas.

La bicicleta además te suele dar una autonomía y perspectiva de la ciudad diferente a un turista convencional, vamos a decir. Todos habremos alquilado bicicletas en sitios muy turísticos como en Nara, por citar alguno... No tiene nada que ver con tenerla en propiedad y poder recorrer las ciudades con calma y por lugares donde los que suelen circular con ese medio de transporte son japoneses en sitios convencionales, no hordas de turistas en monumentos o lugares atestados.

Autor: Takato Marui

 

Además, puedes prácticamente prescindir totalmente del uso de trenes y transportes públicos para recorrer una ciudad como es Osaka, por citar de nuevo una de las más populares. Haces deportes, ahorras en metro, tren y demás transportes y además ves realmente toda la urbe desde otra perspectiva y cómo sus diferentes puntos y zonas se conectan entre sí. Te formas una idea más global y real de cómo es la ciudad y sus barrios...

En fin, que no necesito tratar de convenceros más de que puede ser interesante comprar una mamachari si vais a pasar unos días en una ciudad nipona. Va a ser una experiencia muy enriquecedora y además inviertes en tu salud y tendrás un conocimiento y una visión totalmente nueva y muy interesante.

 

♦ CÓMO COMPRAR UNA BICICLETA EN JAPÓN PARA UNOS DÍAS

 

Vale, me has convencido, dirás. Voy a comprar una bicicleta de las baratas, o mamachari que es lo mismo, la próxima vez que vaya a Japón. Lo primero es encontrar un lugar donde poder hacerlo y os voy a explicar brevemente cómo funciona el proceso de la compra de una bicicleta en Japón.

Para comenzar necesitamos evidentemente una tienda. Yo os recomiendo, a ser posible, una pequeña de barrio, donde tengan bicicletas de segunda mano (al final de artículo os doy algunas opciones, pero si tenéis alguna pregunta no dudéis en consultarnos).

Esas tiendas suelen ser más económicas y ya sabéis como es Japón, que el mantenimiento de todo es muy importante y suelen ser muy cuidadosos con los objetos de segunda mano. Te darán una bicicleta revisada y en muy buenas condiciones, con casi toda seguridad.

 

Lo más sencillo es que busquéis en algunos sitios como en Google Maps tiendas de bicicletas en esa ciudad, y tratéis de localizar alguna que no sea de cadena; y a ser posible en la que también reparen y tengan recambios, ya que ahí suelen tener bicicletas de segunda mano a precios muy aceptables.

Yo cuento con más experiencia en Osaka ya que he comprado bicicletas allí los últimos tres años que la he visitado, os dejaré al menos un par de enlaces donde podéis comprarlas en esta ciudad. Pero no es difícil encontrar en cualquier urbe nipona tiendas de bicicletas, ya que como sabéis se usan mucho en este país y es de lo más común la proliferación de negocios relacionados con ellas.

Incluso podéis comprar una bici nueva también, aunque suelen ser algo más caras sin resultar algo excesivo o prohibitivo. Conozco amigos que las han comprado a estrenar en el popular Don Quijote, sin ir más lejos; Y yo el año pasado la compré nueva también en Cyble Base Asahi en Miyakojima.

Es algo más caro, pero tendrías una bicicleta nueva con todo incluído por unos 15.000 yenes aproximadamente. Ya os digo que dependiendo de los días que la vayais a usar no es ninguna locura ni mucho menos…

Os comentaba antes que personalmente aún así optaría por la opción de segunda mano, para intentar ahorrar y porque al fin de al cabo nos dará servicio de una semana a un mes aproximadamente, y ya nos sirve de sobra una usada para ese tiempo en concreto.

 

• CÓMO SE COMPRA UNA BICICLETA EN JAPÓN

 

¿Qué se necesita para comprar la bicicleta y como lo hago si no sé japonés? No os preocupéis porque yo he estado en la misma tesitura algo preocupado y luego he descubierto que es realmente sencillo.

Simplemente necesitaréis dos cosas primordiales: vuestro pasaporte y una dirección en Japón. Una vez que hemos seleccionado alguna que esté bien de precio le señalamos al de la tienda la bicicleta que queréis para darle a entender que deseáis comprarla.

Necesitarán hacer unos trámites ademas de cobrarte, y si le entregas el pasaporte él ya tomará los datos de ahí. Porque la bicicleta, sea nueva o de segunda mano, requiere un registro legal en el momento que se produce la venta. Ya sabéis, Japón es un país serio y cada bicicleta está vinculada a su dueño.

Autor: TLV and More

 

Tu dirección en el país del sol naciente también es imprescindible ya que tal vez les haga falta para localizarte si hubiese un problema con la bicicleta. Por ejemplo, vamos a ponernos en lo peor y suponer que la dejases en un sitio indebido y se la tuviera que llevar la grúa, pues necesitarían saber adónde notificarte para que puedas ir buscarla.

Cada bicicleta en Japón está asociada a una persona y a una dirección, aunque este sujeto sea, en este caso, un turista como nosotros y su dirección de residencia sea temporal...

Con que le entreguéis al vendedor la dirección de vuestro hotel o alojamiento no habrá ningún problema para que continúe con el proceso de registro de la mamachari. Este trámite de registro lo realiza el vendedor de la tienda con el gobierno japonés y cuesta una pequeña tarifa. Normalmente, por mi experiencia, son más o menos unos 1.000 yenes. Así que tenéis que sumarlo al precio de la mamachari, porque en ocasiones no lo especifica.

Y eso sería todo. Una vez pagas tu bicicleta, y la persona que te atiende en el comercio tiene todos los datos para tramitar el papeleo, verás que le pone un distintivo en forma de pegatina. Que si os fijáis luego caeréis en la cuenta que todas las bicis en Japón lo llevan y le sirve a los agentes del tráfico para identificarlas fácilmente si fuese necesario.

Y no tiene más misterio. Ya dispondrás de tu bicicleta en Japón aunque seas un turista. Ya eres un poco como un japonés de a pie y durante unos días tendrás una mamachari a tu disposición. Evidentemente que la puedes usar para hacer lo que quieras, prácticamente desplazándote por la ciudad donde te hospedes durante unos días.

Verás que la cosa cambia mucho. Yo digo en ocasiones que existe un Japón antes de tener bicicleta y otro después de haberla tenido. Nunca verás las cosas de la misma forma...

 

• YA, Y CUANDO TENGA QUE VOLVER A MI PAÍS, ¿QUÉ HAGO CON LA BICICLETA?

 

El último paso llegaría cuando vayas a irte de Japón para regresar a tu país, habría que dar de baja la bicicleta para no tener problemas. Es un proceso un tanto delicado y lo cierto es que existe un poco de vacío legal. Lo más sencillo, y lo que os dará menos quebraderos de cabeza, sería llevarla a una tienda donde compren bicicletas de segunda mano y regalársela para que os la den de baja y la revendan.

Sí, ya sé que estaréis pensando que sería mejor tratar de vender la bicicleta de nuevo y recuperar algo de dinero. Pero curiosamente el sistema no está bien planteando y aunque un turista puede comprar una bicicleta con facilidad como os he explicado (aunque es cierto que pocos lo hacen), para tratar de venderla el tema es mucho más complicado.

Existe una contradicción, como os decía. No está contemplado, digamos que legalmente, que un turista venda su bicicleta, así que en tiendas de segunda mano generalistas, o incluso en lugares donde hagan compra-venta de bicicletas, os pondrán mil pegas al ser extranjero y no os la querrán comprar.

Al menos esa ha sido mi experiencia en estos años en Osaka. Si podéis aportar algo en este sentido con información, bienvenido sea. Déjalo en los comentarios.

Mi consejo es hacer eso pues. Amablemente donarla a un vendedor que se encargará de dar de baja el registro y ya podremos quedarnos tranquilos en el sentido de que la bicicleta ya no nos pertenece y no nos generará ningún problema si regresamos al país de nuevo en un futuro.

Por ejemplo, podemos llevarla a la misma tienda donde la compramos sin ir más lejos. Seguro que se acuerdan de nosotros, ¡y estarán encantados de recuperar su bicicleta de gratis!

Ya os digo que la compra de la bici estaría más que amortizada por ese precio con pocos días que la hayamos usado. En mi caso, un ejemplo que os pongo del primer año que compré una bicicleta. Me costó 7.000 yenes, y de segunda mano, y la tuve unos 35 días.

La usaría a fondo pongamos unos 20 o 25 días, en plan ir a todos los sitios en la mamachari; y de manera menos intensiva el resto de días (cogerla para un pequeño desplazamiento diario, cenar o tomar algo por la noche con los amigos)

 

Haciendo cuentas, la bici estaba más que amortizada y fue una buena inversión. No solo lo que me gasté en la bicicleta si lo divido entre los días que la usé es muy atractivo, sino además del considerable dinero de metro, tren y demás que me ahorré al tenerla (por no hablar de que me puse en forma y conozco la ciudad mucho mejor tras esta experiencia).

Lo dicho, os podéis plantear perfectamente comprar una bicicleta cuando visitéis Japón si vais a pasar unos cuantos días en la misma ciudad. Es cuestión de que hagáis vuestros números y calculéis si os puede salir a cuenta… Yo os recomiendo que deis el paso y os animéis, no creo que os arrepintáis.

 

Espero que este artículo os haya sido de interés y utilidad. Os dejo algunos lugares de Osaka donde venden bicicletas de segunda mano a buen precio:

 

Y también episodios de mi pódcast en los que hablo de mamacharis y mis experiencias con ellas en el país del sol naciente, para complementar este artículo con algunos audios:

 

• ¡Que me quedo sin la bici! Donde aparcar tu bicicleta en Japón y el temido camión grúa

 

• Bicicletas niponas. Las mamacharis, bicis de alquiler para turistas y demás…

 

Despidiendo a mi bicicleta. Resumen y conclusiones de circular con una bici un mes…

 

Hace poco me invitaron también a otro pódcast especializado en bicicletas para hablar sobre ellas en Japón:

Bicicletas en Japón y avances sobrevalorados en universo globero

 

Gracias por vuestro tiempo y espero volver pronto con otra colaboración con los amigos de Directo a Japón.

 

¡No te olvides de nada!

Comentarios

 Quiero suscribirme y recibir novedades de Directo a Japón